Un mundo de aromas y sabores

¿Conoces la diferencia entre blend y monovarietal? En Guía Oliva 2019 te lo contamos, y hablamos de las variedades más comunes de encontrar en nuestro país para la elaboración de aceite de oliva virgen extra.


Se han identificado más de mil variedades diferentes de olivas, y aunque no todas son para la elaboración de aceite, cada una, igual que en los vinos, tiene características propias de aromas y sabores, y nos servirán para obtener diferentes resultados en la cocina. Si el aceite se elabora con una mezcla de distintas variedades, tendremos un blend, mientras que si se hace sólo con el mismo tipo de oliva, vamos a obtener un monovarietal.


En Chile las principales son:


Arbequina: originaria de Cataluña (España), la más plantada en Chile, nos ofrece aceites suaves, con notas de alcachofa y hierba. Ideal para niños, y para acompañar ensaladas y pescados suaves.


Arbosana: también es originaria de Cataluña (España), y como su pariente Arbequina, no es muy intensa en aroma y sabor. La caracterizan sus notas de plátano, y es una excelente alternativa para repostería o postres.


Frantoio: tradicional variedad de la Toscana (Italia). Muy armónico y herbáceo, suele tener notas florales, de manzana y almendra nueva. Es un aceite de gran “perfume”, por lo que su mejor uso es en “crudo”.


Leccino: otra variedad clásica de la Toscana y la Umbria (Italia). Es un aceite de intensidad media, con aromas a hierba, alcachofa y almendra. Para cocinar o terminar platos, especialmente aquellos de estilo italiano.


Koroneiki: la variedad griega por excelencia, ofrece aceites muy equilibrados, con notas de alcachofa, pasto y plátano, y una intensidad media que la hace muy versátil a la hora de cocinar.


Picual: la reina del mundo. Originaria de Jaén (España) y su mar de olivos, nos entrega aceites potentes, con notas de tomate y un picor intenso. De los aceites que arreglan hasta el plato más fome.


Coratina: desde la Puglia (Italia) nos llega esta variedad, caracterizada por la almendra verde, con un amargo intenso y gran contenido de polifenoles. Para darle carácter a cualquier plato, con un toque elegante y perfumado.


Sevillana: de origen español, llegó a América con los conquistadores y se expandió. En Perú la llaman Criolla, en Argentina Arauco. De amargo intenso, es un aceite potente, donde se siente principalmente frutado de olivo.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo